Home »

El pan de centeno es rico en beneficios saludables. Además, su perdurabilidad en el tiempo lo hace un pan muy cotizado entre aquellos que no tienen tiempo de salir a comprarlo cada día. Su aspecto, más oscuro y compacto lo hace llamativo con respecto a los panes de trigo. Posee una miga muy compacta ya que la de centeno es una harina con una cantidad muy baja de gluten, lo cual impide a la masa levantarse tanto como la de los panes de trigo durante la fermentación.

En cualquier caso, lo cierto es que cuanta mayor cantidad de cereal contengan, más beneficiosos para la salud resultan gracias a las numerosas propiedades del centeno:

  • Es rico en vitaminas B y E
  • También, en hidratos de carbono, por lo que aporta energía.
  • Contiene nutrientes como magnesio, fósforo y zinc.
  • Es bueno ante enfermedades cardiovasculares, puesto que su riqueza en potasio hace de él un buen dilatador de vasos sanguíneos.
  • Ayuda a regular el tránsito intestinal actuando como laxante gracias a su alto contenido en fibra.
  • Es beneficioso para los diabéticos, ya que atrasan la absorción de los azúcares.

Vistos todos estos beneficios, no es de extrañar que el pan de centeno sea muy habitual en la dieta de países más fríos. Hablamos por ejemplo de Alemania, Dinamarca o Finlandia, dónde es muy utilizado en la gastronomía tradicional.